Menu
A+ A A-

Risotto de quinoa y berenjenas ahumadas

El año 2013 fue declarado por la ONU como el Año internacional de la quínoa.

Este pseudocereal que provee gran cantidad de proteínas vegetales, aminoácidos esenciales, hierro, calcio, fósforo, fibra y vitaminas E y B, además de tener propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias, carecer de gluten, contener poca grasa y ser fácil de digerir.

 

Catalogado por la Academia de Ciencias de Estados Unidos como uno los mejores alimentos de origen vegetal para el consumo humano y como el “grano de oro de los Andes” por los pueblos originarios de América

 

Ingredientes

Semillas de quínoa orgánica, 1/5 de taza.

Cebolla, una.

Puerro, uno.

Cebolla de verdeo, una.

Berenjena, una.

Aceite de oliva, vino blanco y caldo de verduras, cantidad necesaria.

Sal marina y pimienta molida, a gusto.

Queso parmesano (opcional), 100 gramos.

 

Preparación

Sumergir en agua tibia la quínoa por alrededor de 40 minutos, enjuagarla varias veces hasta que el agua quede limpia. Este proceso es para eliminar la saponinia natural que recubre al grano. Quemar la berenjena directamente sobre la hornalla de la cocina. Luego, dejar enfriar, pelar y picar su pulpa. Rehogar las verduras picadas finamente a fuego mediano hasta que queden cocidas. Agregar la quínoa, el vino blanco y cocinar a fuego lento hasta evaporar el líquido. Incorporar el caldo de verduras caliente y remover constantemente a fuego lento. Cuando la quínoa esté al dente, añadir el puré de berenjenas, el queso rallado, las sal y la pimienta.

­Apagar el fuego y dejar reposar unos minutos.

 

­Revolver y listo.

Best gambling websites website